25 marzo 2009

 Hoy me acuerdo de vos y lloro.

 Nunca pensé tener un amigo así. O que justamente vos, ese monigote que jugaba a la pelota con botellas en el patio de la escuela, justo vos, ibas a ser así. Este que sos. El que me conoce así, en crudo, que no tuvo miedo de mirar dentro mío y tirarse un rato bajo un puente, jugando una adrenalina mentirosa.

 Hoy, todos los días. Pienso en el tiempo que me perdí, nuestro tiempo de estar juntos.

 También en pensamientos cruzados, pensaba en mi vida hoy. Qué me dirías a los ojos. Yo te comentaba algo así como

 -“Fran, no sé qué hacer. Hace un tiempo me repetía a mi misma que quería volver a enamorarme, pero enamorarme de él. Prohibido pensar en otra persona, eso destruye todos mis sueños. Yo a él lo elegí, y él es la cara de ese sueño que siempre te contaba. El sueño de mi hijo con bermudas azules y mi hija con vincha azul, medias blancas con jumper de terciopelo y corte carré, bajando una escalera de madera. Rápido, para ir a abrazar a su papá, al que yo esperaba perfumada, pintarrajeada y con la cena servida. Este es aquél del que tanto hablamos. ¿Este es mi príncipe azul? ¿Al que amo tanto que no puedo despertarme sin amar? No sé, pero ellos seguro que son esos hijos.”

 Un poco sé que fui la primera en truncar ese sueño. Porque nunca lo esperé con la cena. Pero para qué, si a él la comida le caía del cielo. Si me hablaba significaba que había pasado por alto un tomate podrido en la ensalada. Qué harías en mi lugar, Fran? Hoy que sueño que me enamoro de todos. Que está buenísimo volver a sentir el amor, aunque sea en sueños, pero me pone en problemas. Porque despierto y está él, en el mejor de los casos. Y su aliento ya no me gusta como antes, que me volvía animal. Eso ya te lo conté. Te acordás, que te dije que descubrí que era porque comía Mentitas de noche?… Ojalá me lo solucionara Ambrosoli.

 Vos lo sabés. No me merezco no estar enamorada. Tengo muchos besos para repartir, y nadie que los celebre. Me merezco cosas espantosas, sí, pero con un amor en el pecho.

 Y tuve un miedo infantil: ¿qué va a pasar con todas esas palabras que te dije, esos sueños que me escuchaste? Ojalá lo hubiéramos hablado por messenger. Releería el historial, y mi pasión púber me daría fuerza para seguir con el plan. No hay historial, solo una memoria selectiva, y esas palabras que van a flotar para siempre en las callecitas de Aldo Bonzi, y entre las hojas de los nogales de Tapiales. Y queda lejos viajar hacia ese murmullo.

 Te extraño porque te necesito, Fran? O te extraño porque sos vos, único, porque te siento, y porque te canté hace 10 años que No te alejes tanto de mí en un fogón? Fucking predicción, Luis.

 Increíble tenerte en mi corazón. Merecés lugares mejores vos. Pero voy a ponerme a remodelar esta casita (vendo cambio casa por un motor) y hacerla digna de tu presencia.

 Y encima escuché esto, y pensaba que, ojalá, nunca sea cierto para vos también. Porque yo te necesito acá, pero en tus palabras siento que tu lugar ya es allá. Y que es un lugar feliz y merecido, y así me regalás luz. Entonces me resigno, aunque me fuercen yo nunca voy a decir que todo tiempo, por pasado, fue mejor. Mañana es mejor.

 Escuchaba y traducía

How I wish, how I wish you were here
We’re just two lost souls 
swimming in a fish bowl
year after year
running over the
same old ground.
What have  we found?
The same old fears.
Wish you were here.

  No quiero que vos hayas encontrado los mismos viejos miedos que acá. Vos reivindicanos, porque vos te animaste y en eso nunca se puede perder.

 En los puentes amarillos otra vez, te pido honor. Del que a vos te sobra, manos nobles.

En un momento vas a ver
que ya es la hora de volver
pero trayendo a casa todo aquél fulgor
¿y para quién?

 Cuando vos volvés a casa, tu casa es mediterránea, y tenés  una hermosa mujer a la que llenar de fulgor.

 Uuuuff. Te armé medio soundtrack del ’99. Cuento los minutos que faltan para tu abrazo, mientras suena Floyd y me apreta la garganta.

 Sos todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: