Gracias, Te Amo

21 diciembre 2008

Federico Moura

Me banqué todo por el orgullo de admirarte. Se me rieron en la cara, me miraron raro, y sobre todo lloré mil mares maldiciendo el contratiempo de haber nacido en el 83. Maldiciendo el VIH y a los gays, sí, me la agarré con los putos, por haberte contagiado. A vos, que eras etéreo, impoluto, increíble. Tu imagen me ayudó a pasar mil días tristes, noches desconsoladas, soledades eternas. A tu imagen le prometí millones de cosas, porque eras mi dios absoluto. Me hiciste nacer toneladas de ilusiones, cosquillas, ganas de vivir, quise contagiarme de tu coraje, tu talento, tu sed,  tu visión. Caminé por cada lugar por el que creía que habías estado, mientras cerraba los ojos e intentaba vivirte. Todavía hoy, daría media vida por verte. Sentirte, escucharte. Tener una oportunidad.

Hace 20 años que te fuiste, pero yo quiero agradecerte hoy por haber venido, haber pasado por casa y quedarte conmigo. De mí, no te vas nunca más.

Todavía pasan cosas mágicas con vos. Como cuando prolongaste tu sonido azul, en el quirófano, las dos veces, mientras nacían mis hijos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: